Lactancia materna, recuperando un derecho

El pasado 22 de enero, el Senado aprobó la ley que establece medidas de protección a la lactancia materna y su ejercicio libre, como un derecho fundamental de las madres y lactantes. La moción nació en el año 2014 a raíz de una demanda ciudadana tras la expulsión de una mujer que amamantaba en un restaurant en Quillota. Este hecho no es aislado. El caso de la mujer en un tribunal de justicia en Arica en marzo del año pasado mantuvo el debate abierto respecto a la urgencia de aprobar la ley.

La AgendaMujer del Presidente Sebastián Piñera incluye el derecho a la maternidad como un compromiso que hoy se concreta. A partir de esta ley, todos los lactantes tienen derecho a recibir alimento cada vez que lo necesiten y por consecuencia, las madres tienen el derecho de amamantarlos en cualquier momento y recinto. Sabemos que aun falta por avanzar para garantizar una niñez plena, pero debemos reconocer los avances que incluye una ley que regula, fomenta y protege el derecho de los infantes a la lactancia de libre demanda.

Al reconocer el valor de la maternidad y consagrar el libre ejercicio de la lactancia materna como derecho, con esta ley se sanciona toda acción de discriminación arbitraria que cause privación, perturbación o amenaza estos valores. Casos como el de Quillota o Arica serán sancionados con multas que llegarán hasta los 194 mil pesos. Por otra parte, esta ley permite expresamente la donación de leche materna para lactantes cuyas madres no puedan alimentarlos, cualquiera sea el motivo, lo que consagra también el derecho del lactante a recibir como alimentación leche materna.

Son conocidos los múltiples beneficios de la lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes del lactante. En Chile un 57% de las mujeres lo hace, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde el Ministerio de Salud esperan alcanzar el 60% a fines de 2019, mientras que a nivel mundial el promedio es apenas de 40%. Esta ley aportará en lograr este objetivo y quizás superarlo.

Para avanzar en el respeto y garantía de los derechos de las mujeres, es clave el proceso de empoderamiento que implica reconocer un derecho como tal, difundirlo y defenderlo, no solo por las mujeres sino por todos los actores de la sociedad. Para PRODEMU, -Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer- informar y formar a las mujeres respecto a cómo ejercer sus derechos, es parte de la entrega de herramientas para el mejoramiento de su calidad de vida, potenciando sus capacidades y competencias para que logren su autonomía.

Como parte de la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República, para este 2019 confirmamos nuestro compromiso con las mujeres de Chile, desde Arica a Porvenir, para que reconozcan el derecho de amamantar como suyo y de todas las mujeres.

Paola Diez Berliner,
Directora Nacional
Fundación PRODEMU