Menú Principal
9 de Octubre de 2018

Emprendedoras rurales de PRODEMU participaron en Expo Chile Agrícola

El Centro Cultural Mapocho fue el escenario en el que más de 60 expositores del mundo campesino comercializaron sus productos. En la oportunidad estuvieron presentes dos participantes de PRODEMU con hortalizas y artesanía en lana e igualmente fueron premiadas dos emprendedoras del Programa Mujeres Rurales que se realiza en convenio con INDAP.

 

 

Una de las exponentes fue Isabel Frías de la Agrupación Manos Tejedoras de Corcolén, de la comuna de Malloa quien integra el tercer año del programa antes citado, la artesana comentó que, “el programa para mí marcó el despertar, el valorarme como mujer, yo antes vivía anulada” y enfatizó que el módulo de desarrollo personal que contempla la iniciativa le sirvió para cultivar mejores relaciones en su entorno. “A mí y a las chiquillas nos ayudó, a veces es difícil tomar decisiones y de salir de situaciones complejas, hice click”, apuntó.

Sobre el trabajo en grupo explicó que son siete socias y señaló que al principio fue un tanto complicado “porque hay que convivir con distintos caracteres, formas de pensar, hablar, ahora estamos afiatadas y nos apoyamos, compartimos roles” e igualmente dijo que la Expo Chile Agrícola fue una importante oportunidad para la comercialización.

“Hortalizas Hinojosa”  fue otra de las agrupaciones que se hizo presente en la oportunidad, son productoras de hortalizas agroecológicas y llevan adelante un emprendimiento familiar manejado por siete hermanas, su madre y dos sobrinas, quienes agresaron del Programa Mujeres Rurales.

En noviembre de 2017, se certificaron del proyecto ‘Habilitación de productores agrícolas de la RM para la elaboración de productos de IV gama’, ejecutado por la USACH. Gracias a todo esto, han logrado hacer ejercer su negocio de hortalizas. Ademas de vender en fresco, también han podido extenderse a productos que se envasan sanitados, que pueden durar hasta una semana, ya que usan agroecología, Hortalizas Hinojosa no incluyen pesticidas ni aditivos, usan exclusivamente vitaminas y fertilizantes naturales.

Cabe destacar que uno de los hitos de la agrupación fue la implementación de un tranque para el regadío de su huerta en 2016, lo que ha permitido estabilizar su negocio.

Por otra parte, Cristina Miranda, participante del Programa Mejorando mi Negocio, produce miel y derivados orgánicamente y cuya marca es La Obrera y el Zángano, de la comuna de Queilén en Chiloé.  “Llegué al programa porque anteriormente había participado en PRODEMU, en los Talleres Culturales, en esa oportunidad hicimos un libro con historias ancestrales de Chiloé. Estoy contenta con Mejorando mi Negocio porque me ha servido mucho, no solo aprendes cómo administrar tu proyecto también otros términos, especialmente con los derechos de las mujeres y herramientas de empoderamiento”, manifestó.