Menú Principal
12 de Octubre de 2017

En jornada de diálogo representantes de la Mesa de la Mujer Rural plantearon sus demandas

Se trata de medidas de corto plazo para mejorar la calidad de vida de miles de trabajadoras agrícolas y habitantes de sectores campesinos.

Una serie de solicitudes a autoridades, representantes de organismos como PRODEMU, INDAP y el Ministerio de Mujer y Equidad de Género, presentaron integrantes de la Mesa Nacional de la Mujer Rural integrada por organizaciones del mundo del agro. En la oportunidad estuvo presente la directora nacional de Fundación PRODEMU, Pamela Farías; la encargada de género de INDAP, Rosa Ponce, y Óscar Caroca,  jefe de gabinete de la ministra Claudia Pascual.

Carol Acevedo, de la Red Apícola Nacional (RAN) fue la encargada de comentar las demandas del sector, que se traducen principalmente en apoyo en capacitación, acceso a subsidios, resguardo, cuidado y reproducción de semillas nativas, así como también facilitar la obtención de resolución sanitaria, creación de espacios y redes de comercialización. Asimismo, promover el cuidado de niños en los sectores rurales, implementación de “Escuelas para Dirigentas” y formación para prevención de violencia contra la mujer.

Al respecto Pamela Farías comentó que, “estoy de acuerdo con las solicitudes planteadas, hay múltiples aspectos que nos podemos hacer cargo y que están en la línea de lo que hacemos como Fundación, nuestro trabajo a futuro estará orientado a promover redes comercialización de egresadas de distintos programas, y entrega de asistencia técnica, presente y acompañadora. Generar un apoyo directo a las mujeres rurales, especialmente en el área de venta porque hay un nudo crítico en esa materia, y por eso nuestro compromiso es estar aún más en terreno y en vinculación con otros organismos de fomento productivo. También elaboraremos material de difusión que ponga en evidencia las condiciones de las trabajadoras temporeras”.

Igualmente, Farías hizo un llamado a las asistentes a reflexionar sobre la necesidad de adquirir conocimientos de diálogo social y de autonomía,  manifestando que, “muchas veces cuando trabajamos con organizaciones hablamos de empoderamiento y esto se confunde con tan solo pedir a la autoridad. La idea es cambiar esa lógica, que el empoderamiento se traduzca en  conseguir cosas de carácter más ideológico y ganar para la organización. El diálogo social funciona desde la autonomía, para poder tener libertad y también tenemos que hacerlo desde la perspectiva de género, principalmente en nuestras prácticas cotidianas”, apuntó.

Por su parte, Carol Acevedo, comentó que, “el trabajo de la Mesa Nacional de la Mujer Rural, ha sido un trabajo arduo, con tropiezos, factores que nos hacen conocernos como mujeres, hemos ido sumando a autoridades a quienes llegar. La respuesta ha sido buena, en el caso de PRODEMU, tenemos un trabajo permanente, yo siento que siempre ha existido un compromiso con las mujeres, ha prevalecido en el trabajo con nosotras en el tiempo (…) PRODEMU tiene cercanía con el mundo campesino y desde una perspectiva de género vinculada con la realidad rural, por lo tanto ha sido de gran apoyo”.

En la jornada Mafalda Galdames, de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI), y Olga Gutiérrez de la Confederación Unidad Obrero Campesina (UOC), se refirieron a la historia de la Mesa de la Mujer Rural, en tanto, Margarita Cuellar de la Confederación Nacional de Federaciones de Cooperativas y Asociaciones Silvoagropecuarias (CAMPOCOOP) y Trinidad Hueichapan, de la asociación mapuche (NEWENCHE), abordaron los logros, avances y temas pendientes.

Además, Jessica Olivares de la Confederación Nacional Campesina (CONAGRO), y Sonia Sagredo, de la organización sindical RANQUIL, presentaron los resultados de las “Escuelas para Lideresas” realizada por PRODEMU en La Serena y Osorno.

Cabe destacar, que los principales objetivos de la mesa de la Mujer de la Mujer Rural son proponer estrategias para la implementación de políticas públicas en relación a las inequidades de género de las mujeres campesinas, así como también el desarrollo de acciones para fomentar el liderazgo y el empoderamiento.

El trabajo de la Mesa se reactivó en conjunto con instituciones del Estado el 2016, momento en que se reconstruye con representantes de dirigentas de 16 organizaciones nacionales campesinas e indígenas y es apoyada por PRODEMU, INDAP y Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.