La Importancia de ser Voluntarios

 

Este 5 de diciembre se celebró el Día Internacional de los Voluntarios, decretado en 1985 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. En este día como institución que pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia, que preside la Primera Dama Cecilia Morel, lanzamos “Voluntariado PRODEMU”, el cual busca atraer colaboradores al trabajo que realizamos en materia de formación en liderazgo, equidad de género, prevención de violencia contra la mujer, cultura y otros, a las más de 60 mil mujeres que participan a nivel nacional de nuestros programas.
El voluntariado consolida la cohesión social y la confianza al promover acciones individuales y colectivas, además contiene en su esencia un sustancial efecto dominó, ya que inspira a otras personas e impulsa las transformaciones. Se encuentra dentro de las medidas requeridas para alcanzar el Objetivo número 16 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, el cual invita a promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas, con arraigo en sus comunidades.
La importancia de contar con voluntariados para aportar al desarrollo social y económico de la sociedad es entendida como vital por los países miembros de la ONU, por ello es necesario que todos tomemos mayor conciencia de la contribución que aportan los voluntarios, ya que nos permite salir de nosotros mismos, ser solidarios y tomar conciencia del rol que tenemos en la construcción y crecimiento de nuestras comunidades.
En el caso de PRODEMU, el voluntariado es un regreso a sus orígenes, cuando en 1990 al crearse la Fundación al calor de las demandas de las mujeres y las organizaciones de mujeres, y al no contar con recursos, muchas mujeres trabajaron en forma voluntaria por las más vulnerables del país. Su trabajo, constancia y amor en esos primeros años fueron los cimientos de lo que es la fundación hoy en día, por lo que este voluntariado es una instancia que también busca reconocerlas y entregarles valor.
Buscamos que los miembros de la sociedad civil, se involucren y aporten a través de gestiones y/u organización de actividades como foros y talleres formativos en temáticas de género. Necesitamos reconocer e involucrar a la sociedad en el esfuerzo que hacen día a día las mujeres con su familia, en sus comunidades, en los lugares donde viven y trabajan para mejorar sus condiciones de vida y las de su entorno.
Nuestro voluntariado se divide en tres ramas: actores de la sociedad civil: alumnos de la educación superior interesados en trabajar en forma solidaria como parte de su formación y un tercer elemento, pero muy importante; las mujeres que han egresado de los programas de PRODEMU que quieran ser parte del desarrollo integral de otras, que quizás ingresaron con las mismas necesidades e inquietudes que ellas y luego encontraron el camino propio gracias a las herramientas que les permitieron alcanzar su autonomía y empoderamiento para llegar a ser protagonistas de su vida.
Como país tenemos una deuda pendiente con las mujeres y nos falta mucho para llegar a la igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades entre hombres y mujeres. Por ello creo que ser voluntario, entregar nuestros conocimientos, experiencia y tiempo a otros, de manera constante y desinteresada es un aporte a las mujeres, al país y al mundo. No sólo eso, ya que también nos permite alcanzar el objetivo número 5 para el Desarrollo Sostenible, el cual nos llama a velar y promover la igualdad de género.

Paola Diez Berliner, 
Directora Nacional 
Fundación PRODEMU

También le puede interesar