En una ceremonia en la que se graduaron 45 mujeres emprendedoras de la Región Metropolitana del programa de capacitación DreamBuilder, se celebró la firma del convenio entre Fundación PRODEMU (Promoción y Desarrollo de la Mujer) y la minera Freeport-McMoRan.

Este compromiso entre la PRODEMU  y la compañía minera tiene como objetivo trabajar por la igualdad de género, mediante la entrega de formación, capacitación y habilidades para desarrollar la autonomía económica de las mujeres de Chile.

DreamBuilder de Freeport-McMoRan es una capacitación en línea, que enseña a las Mujeres PRODEMU cómo administrar su negocio a través de una plataforma creada por la prestigiosa escuela de negocios de la Universidad Thunderbird de Estados Unidos.

Para la Directora Nacional de PRODEMU Diez, este egreso  “es un paso importante para las mujeres, quienes en su mayoría son adultas mayores que debieron enfrentar la brecha digital, abriéndose a aprender cosas nuevas que aportan a fortalecer su autonomía integral, ya que son herramientas que llevarán a la práctica en sus emprendimientos”. Con la Ruta del Emprendimiento de PRODEMU, además de empoderar a las mujeres y conozcan sus derechos y oportunidades, reciben orientación para una idea de negocio.

La Primera Dama y Presidenta de la fundación  Cecilia Morel señaló que “me enorgullece presidir  PRODEMU que se preocupa de empoderar y darle las herramientas a las mujeres de nuestro país promocionando su liderazgo y protagonismo. Es un honor ver cómo crecen las redes tanto público como privadas en beneficio a su desarrollo y sobre todo para las mujeres mayores que son activas, se quieren seguir capacitando y tienen nuevas necesidades de formación que nos mueven a ampliar las líneas de acción de nuestra fundación. Hoy, las personas mayores son capaces, independientes y siguen siendo un aporte para nuestra sociedad por eso son necesarias instancias como estas para que se capaciten y puedan hacer crecer sus emprendimientos”.

El programa que es parte de la Ruta del Emprendimiento, tiene una duración de 30 horas, está diseñado especialmente para mujeres, y cuenta con 12 módulos que entregan habilitación para el emprendimiento, capacitación técnica y proyección del negocio, donde aprenden a diseñar, planificar, materializar, promocionar, poner precio, vender, administrar, sacar ganancias y financiar algún proyecto que quieran crear o para consolidar su negocio.

“Nuestra convicción es que la capacitación para adquirir las herramientas necesarias para emprender y crear un negocio propio es la mejor forma para que las mujeres puedan acceder a su independencia, aprovechar sus capacidades y así ayudarlas a construir sus sueños y, sobre todo, a convertirlos en realidad”, señaló Francisco Costabal, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios para Sudamérica de Freeport-McMoRan.

Actualmente el convenio con PRODEMU está en etapa piloto. Brina Trujillo, es una Mujer PRODEMU de 75 años que vive en El Bosque, señaló que “sufrimos harto, ya que como adultas mayores no tenemos muchas posibilidades, ni la opción de aprender computación. Con Dreambuilder aprendimos como capitalizar y hacer un plan de negocios. Yo no tengo computador pero ahora me di cuenta que necesito uno, ya que se me abrió un mundo que yo no conocía”. El anhelo de Brina es tener un kiosko que le permita cubrir sus gastos extras y poner en práctica lo aprendido en la Ruta del Aprendizaje de PRODEMU.

Para Jessica Rivera de 23 años, el curso de DreamBuilder le ha permitido proyectar su emprendimiento de pastelería y repostería “Dulces Alonso”. “Súper buena la experiencia con Dreambuilder. El plan de negocios es espectacular, se lo he mostrado a mis primeros proveedores que ahora me toman más en serio”.

Del total de las 60 mil mujeres que son atendidas por fundación PRODEMU, un 13,4% son adultas mayores, un 32,8% son dueñas de casa, un 31,2% se declara trabajadora por cuenta propia y tienen un ingreso promedio mensual de $245.930.

También le puede interesar