Home Tags Posts tagged with "COVID"
Tag:

COVID

PRODEMU hace un positivo balance del acompañamiento a miles de mujeres durante la pandemia por COVID – 19

PRODEMU, fundación que depende la Red de fundaciones de la Presidencia y que lidera Cecilia Morel, desde el inicio de la pandemia, frente a la imposibilidad de realizar su trabajo de manera presencial y con la finalidad de saber cómo estaban viviendo la crisis las mujeres,  comenzó a llamarlas y a escucharlas.

Así nació PRODEMU Escucha, un espacio para comunicarse con las mujeres, que permite entregarles algo que escaseaba al inicio de la pandemia: contención, acompañamiento e información fidedigna. “Hemos conversado con las mujeres del país durante toda la pandemia, a través de llamadas telefónicas que duran como promedio 40 minutos. Los llamados son atendidos por los trabajadores y trabajadoras de Prodemu, de las distintas sedes, cuya expertiz es el enfoque de género. Estamos orgullosas y orgullosos  de haber sido los primeros en haber desarrollado una línea gratuita, de atención solo para mujeres, que mediante la escucha activa y una conversación guiada, contribuye a aliviar el impacto de esta pandemia”, aseguró la Directora Nacional, Paola Diez.

A más de 33.000 hogares, en todo Chile, ha llegado Prodemu Escucha desde su  inicio, el 28 de marzo de 2020. Este proceso de contención consistió en conocer las distintas experiencias que estaban teniendo las mujeres a propósito de la pandemia, logrando explorar en los sentimientos, preocupaciones y las dinámicas familiares cotidianas que se estaban configurando.

“Fuimos una de las primeras instituciones en digitalizar nuestros programas, porque muy tempranamente detectamos esta necesidad. En Prodemu Escucha las mujeres en contextos aislados nos decían que no tenían internet, que estaban encerradas, que no podían conversar con sus familias”, señaló Paola Diez.

Por otra parte, la Presidenta de Prodemu, Cecilia Morel, explicó que “Prodemu Escucha fue un programa muy importante este año. Fue un canal clave de acercamiento, una oportunidad, una compañía para miles de mujeres en el país. Incluso, algunas de ellas nos devolvían el llamado para contar cómo se sentían después de su última conversación. Con esta iniciativa le aportamos algo tan valioso a las mujeres, como seguridad y tranquilidad, en un momento de gran incertidumbre. Las seguiremos acompañando, conteniendo porque sabemos que han sufrido mucho por los efectos de la pandemia”.

«Por esta razón en Mayo, el Centro de Estudios de Género de PRODEMU realizó un estudio sobre las  mujeres y el acceso a TIC’s  y estableció que el 42% de las mujeres que no cuenta con internet, tiene como motivo lo elevado del costo”, afirma la Directora Nacional de Prodemu. Este estudio fue la base para desarrollar una Ruta de emergencia, la Ruta de Empoderamiento Digital, en la que PRODEMU entregó capacitación en herramientas digitales para usos sociales y económicos y educación de género.

Además esta ruta de emergencia, que buscó acortar la brecha digital que existe entre hombres y mujeres, contribuyendo al empoderamiento y desarrollo personal de las mujeres, incluyó la entrega de un kit digital que constaba de un celular inteligente con minutos ilimitados por 18 meses, 45 gigas de internet, redes sociales gratuitas y cobertura en todo Chile. Todo esto con el fin de asegurar que las mujeres pusieran en práctica su aprendizaje y accedieran al mundo digital.

La ruta está enfocada a mujeres que no crecieron con el desarrollo de las tecnologías y se divide en dos grupos. Uno se enfoca en mujeres de 60 años o más, quienes tienen menos acceso a internet y conocimientos de cómo usar un Smartphone. El segundo grupo está compuesto por mujeres de 30 a 59 años interesadas en aprender más de tecnología, para buscar oportunidades laborales o fortalecer sus emprendimientos.

En junio y para apoyar a mujeres jefas de hogar, que hubieran perdido el empleo dependiente y quisieran emprender o mujeres cuyos emprendimientos se hubieran visto gravemente afectados por la pandemia, PRODEMU lanzó el Fondo Seguimos de Pie. “Son recursos que se les entregan a las mujeres para que puedan sostenerse y generar ingresos para ellas y sus familias, mientras pase lo peor de la crisis sanitaria. No podemos dejarlas solas, seguiremos implementando medidas para apoyarlas”, dijo la Primera Dama y presidenta de Prodemu, Cecilia Morel, al lanzar la convocatoria.

Inicialmente eran 500 fondos concursables, de trescientos mil pesos cada uno, para invertir en la compra de máquinas, herramientas o insumos para los emprendimientos de las beneficiadas, pero finalmente, tras una alta convocatoria, se entregaron 1500 fondos.

Por otro lado, PRODEMU desarrolló el programa Cumpliendo un Sueño para incentivar a las mujeres a cerrar una etapa inconclusa en su vida, que  incide en su autoestima, desarrollo y proyección laboral.  PRODEMU, junto a Compromiso País, creó el programa Cumpliendo un Sueño, un  curso para completar los estudios de enseñanza media para fines laborales, con enfoque de género y sesiones de empoderamiento, certificado por el Ministerio de Educación.

Rossana, una de las mujeres que fue parte del programa señaló  “voy a terminar y a dar los exámenes, porque no tener la enseñanza media completa me da vergüenza, sobre todo cuando iba a matricular a los niños al colegio y me preguntaban hasta qué curso había llegado”. Su aspiración, dice, es seguir estudiando y optar a una carrera técnica relacionada con educación parvularia.

En Septiembre de 2020 la ciudadanía comenzó a organizarse para enfrentar la desocupación laboral, la falta de alimentos y la necesidad de comunicarse durante las prolongadas cuarentenas. Asimismo, para contenerse unos a otros, la comunidad local comenzó a formar «ollas comunes», y también,  grupos de apoyo al interior de los campamentos o en las comunas de mayor vulnerabilidad. Por eso PRODEMU decidió intervenir, acompañar y apoyar a hombres y mujeres que para expresar su solidaridad con su comunidad, se reunían, todos los días, con distintos fines.

Así PRODEMU logró llegar líderes de ollas comunes, juntas de vecinos de comunas vulnerables y campamentos. Interviniendo a 600 grupos, formales o informales, en todo Chile, con un total de 3000 dirigentes y dirigentas que se encontraban haciendo esta labor, quienes participaron de una capacitación, con enfoque de género, con el objeto de fomentar la continuidad de sus organizaciones y la asociatividad formal, aprender sobre resolución de conflictos, obtención de financiamiento, entre otros temas. Asimismo, se entregó también un capital para la compra de insumos requeridos por la organización, como fondos y cocinillas, utensilios, mercadería, balones de gas, materiales de difusión.

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail

Las  cifras  de los últimos estudios respecto a la baja, mes a mes, en la participación laboral femenina, son  alarmantes.  Nuestra participación en el mercado laboral (52,5% en 2019) ha retrocedido en 10 años, llegando al 41,3%. El 88% de nosotras, que ha perdido el empleo, no está buscando trabajo. Gran parte de este porcentaje, casi un 90% según la última encuesta del INE, antes de la pandemia, declaró no trabajar por razones familiares, es decir, por tareas domesticas y cuidado de personas, situación que ha empeorado con la llegada del Covid 19, donde muchas mujeres han tenido que abandonar sus puesto de trabajo por las tareas de cuidado o corren riesgo de ser despedidas por la falta de tiempo para realizar múltiples tareas 

Mientras tanto vemos como un 38% de los hombres ha dedicado 0 horas a las labores domésticas y 57% de ellos, ha destinado 0 horas a las labores de cuidado, situación que da cuenta de la exagerada falta de corresponsabilidad familiar dentro de los hogares, que no solo afecta la inserción laboral femenina, sino también la salud mental de miles de mujeres. Hoy vemos como distintas voces claman por discutir y elaborar políticas públicas para la reactivación con enfoque de género, pero las mujeres no podemos esperar a que la desigualdad siga en alza.  

En ese sentido, creo importante destacar tres factores que podrían contribuir con la inserción laboral femenina y no perder el vital avance que había tenido este durante los últimos años. En primer lugar, asegurar que los hombres cumplan con su compromiso frente a la urgente necesidad de asumir parte de las responsabilidades que les corresponde en las labores domésticas y de cuidado, educar y crear políticas de corresponsabilidad familiar y cuidado será vital para que las mujeres puedan reinsertarse en el mercado laboral y acceder a empleos de calidad.  

En segundo lugar, mientras esperamos que jardines infantiles, colegios y guarderías vuelvan a abrir sus puertas, podemos recurrir al apoyo comunitario colaborativo. Realizar turnos entre padres y madres, miembros de nuestras comunidades, permitiría que las mujeres puedan asistir al trabajo. Iniciativas como estas, rápidas de implementar, son una solución concreta y que impulsan la solidaridad. De todos modos, esta es una medida momentánea, que debiese ser remplazada por un sistema nacional de cuidados que institucionalice el cuidado de personas dependientes y fomentando la corresponsabilidad social a favor de las mujeres. 

Por último, el rol de los empleadores es otro eje fundamental.  Concederles a los padres y madres modalidades de trabajo más flexible, sin poner en riesgo sus trabajos, ni introduciendo discriminaciones salariales o flexibilidades en derechos laborales, permitirá que las mujeres puedan seguir trabajando de forma segura. 

Es urgente que empecemos a adoptar rápidamente medidas que puedan frenar el retroceso en la inserción laboral que estamos viviendo las mujeres, y que están afectando fuertemente su independencia económica y bienestar. 

Esta columna fue publicada el 17 de septiembre de 2020 en El Mostrador 

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail

“Pro Til Til y Fundación PRODEMU aportan a la prevención e impulsan el emprendimiento” está bloqueado

Empresas socias de la corporación sin fines de lucro aportaron los recursos para que mujeres de PRODEMU confeccionaran las mascarillas que, posteriormente, les compraron para distribuir entre los habitantes de Til Til.

En un destacado esfuerzo de articulación público privada, las ocho empresas socias de Pro Til Til y 60 mujeres de la Fundación PRODEMU, de las comunas de Til Til, Lampa y Colina, acordaron la confección de 20 mil mascarillas reutilizables que, actualmente, están siendo distribuidas en todas las localidades de Til Til, para contribuir con la prevención del contagio del coronavirus.

Los habitantes de Caleu, Rungue, Montenegro, La Cumbre, Los Aromos, y Punta de Peuco, ya se beneficiaron con la entrega de estos insumos, cuya distribución quedó a cargo de la directiva de cada junta de vecinos. La próxima semana se continuará con la entrega en las demás localidades, que hoy están en cuarentena.

Para la directora regional de PRODEMU, Cecilia Aguayo, se trató de una oportunidad única que dio un excelente resultado. “En Til Til, el grupo de mujeres se instaló a trabajar en sus casas, con las máquinas que cada una pudo conseguir. Fue un trabajo muy minucioso y muy responsable de parte ellas. Hubo una labor comunitaria maravillosa, en que se detectó la necesidad y el interés de participar de toda la provincia de Chacabuco”, comentó.

Según la directora de Pro Til Til, María Paz Fuenzalida, las empresas socias de la corporación -KDM, Polpaico, Angloamerican, Codelco Andina, Magotteaux, ISA Interchile, Santiago Solar y AGRICOM- pusieron énfasis en el trabajo con las microemprendedoras quienes pudieron percibir un ingreso, al tiempo que aportaban a la comunidad.  “En esta pandemia, quisimos impulsar esta iniciativa, invitando a las mujeres a trabajar, lo que fue muy satisfactorio”, afirmó.       

Esto, porque no solo se potenció el microemprendimiento, sino que, además se consideró la participación de las personas. “Las mismas mujeres que viven en Til Til trabajaron para la comunidad. Varios nos unimos en torno al mismo objetivo y así nos potenciamos más, abarcando a un mayor número de personas, gracias a la alianza con PRODEMU y las juntas de vecinos”, añadió María Paz Fuenzalida.             

Por su parte, la presidenta de la junta de vecinos de Rungue, Carolina Moreno, explicó lo significativo que fue el aporte en medio del temor de las personas a contagiarse. “Estoy sorprendida con este tipo de ayuda en tiempos de pandemia. Sé el esfuerzo que hay detrás de las personas que hicieron la mascarilla, que espero les sirva mucho”, dijo.

A su vez, el gerente de Pro Til Til, Tomás Marín, señaló que “esto es una muestra concreta de cómo el sector público y el privado pueden trabajar unidos por la comuna y con la participación de la sociedad civil, no solo para entregar un beneficio, sino también para aportar a la economía local”.

 

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail