Home Tags Posts tagged with "Mujeres privadas de libertad"
Tag:

Mujeres privadas de libertad

Mujeres privadas de Libertad en el marco del COVID-19

La semana pasada el Ministro de Justicia y DDHH ingresó al Congreso una propuesta de ley para conceder un indulto general conmutativo a personas condenadas y privadas de libertad en las cárceles de Chile, para que puedan terminar sus condenas bajo la modalidad de arresto domiciliario.

La iniciativa que se enmarca en la emergencia sanitaria a raíz del Covid-19 busca salvaguardar la vida y la integridad sanitaria de las personas privadas de libertad de grupos en riesgo como adultos mayores, enfermos crónicos, mujeres embarazadas y madres con hijos lactantes.

Uno de los grupos objetivo de PRODEMU han sido trabajar con mujeres privadas de libertad en las cárceles en todo Chile y que ha consistido en impartir talleres de cultura, arte, habilidades parentales y empoderamiento para su reinserción social y laboral, talleres que incorporan la perspectiva de género, en especial, el derecho de las mujeres a ser madres y a cuidar a sus hijos e hijas en un ambiente sano. Las mujeres privadas de libertad total embarazadas y que sus hijos e hijas nacen en las cárceles pueden vivir con ellos en el recinto penitenciario, en un lugar habilitado para ello, hasta que cumplan dos años de edad.

Si existe temor ante el contagio entre los y las chilenas, imaginemos a aquellas madres que están en las cárceles y que sienten que sus hijos corren peligro de enfermarse pues se encuentran sin el aislamiento que se requiere para prevenir el riesgo. El sacerdote jesuita y capellán de Gendarmería, Luis Roblero, con el cual trabajo y admiro, señaló en una entrevista este fin de semana, que si el virus ingresa a las cárceles será como ”una bomba”, atendido a las condiciones de salubridad y hacinamiento.

Quiero hacer presente que la situación delictiva de las mujeres es muy distinta a la de los hombres. Cerca de un 90% de ellas son madres y apenas representan el 10% del total de la población penal en el país. En un 45% están asociadas a delitos de microtráfico de drogas y un 21% a delitos de robos, de lo que se concluye que casi dos tercios de los delitos que ellas cometen tienen que ver con una dimensión económica y de falta de oportunidades, las que también son consecuencia de las muchas desigualdades que vivimos las mujeres, muy en especial, aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y social, que las conduce a infringir la ley.

Quienes trabajamos de la mano con Gendarmería observamos diariamente que detrás de una mujer privada de libertad hay otra o muchas mujeres que están criando a los hijos e hijas de las reclusas, visitándolas y llevándoles lo que

necesitan. Mientras más larga es la condena, ellas van perdiendo su pareja, sus hijos las olvidan, pierden sus pocas pertenencias, pierden su dignidad.

Los tiempos que corren son una gran oportunidad para mirar lo que ocurre en las cárceles de hombres y mujeres, para dar urgencia a la mejora de las políticas carcelarias y sin duda, a escuchar el llamado desesperado de muchas instituciones que trabajan al interior de las cárceles, el mio propio, a la aprobación urgente del proyecto de ley ingresado por el Gobierno para enfrentar de manera humanitaria la crisis sanitaria que estamos viviendo.

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail

Internas del Centro Penitenciario de Punta Arenas egresan de Ruta de la Cultura

Este lunes 21 de octubre de 2019 la Directora Nacional de PRODEMU, Paola Diez, asistió a la Ceremonia de egreso de 13 internas del Centro Penitenciario de Punta Arenas, participantes de la Ruta de la Cultura.

El objetivo de esta ruta es fortalecer preferentemente la autonomía física y para la toma de decisiones, mediante un proceso de empoderamiento y expresión cultural, contribuyendo así a aumentar su bienestar de las mujeres y su comunidad.

 

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail

«MOSAICOS ITINERANTES: DE LA CÁRCEL A LA CIUDAD” INAUGURA MURAL HECHO POR INTERNAS EN OFICINA DE PRODEMU

“Esperanza” es el nombre del mural mosaico que inauguró hoy la Directora Nacional de PRODEMU, Paola Diez Berliner en su sede nacional. La obra de 2.50 x 1.60 fue realizada por mujeres privadas de libertad del Centro Penitenciario de San Joaquín, como parte del proyecto “Mosaicos itinerantes: De la Cárcel a la Ciudad”.

 

Acompañada de autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y la Corporación ONG Andalien, especializada en trabajo de rehabilitación con población privada de libertad, la Directora dio por inaugurado el mural en el primer piso de la sede nacional, ubicada en Agustinas, en pleno centro cívico.

 

El proyecto busca contribuir y promover el respeto y desarrollo del arte carcelario, iniciativa que se enmarca, en el trabajo que PRODEMU realiza con mujeres privadas de libertad, “a través de la formación la fundación busca entregar a las internas las herramientas que les permitan descubrir sus propias potencialidades en materia de empoderamiento y desarrollo personal,  de esta forma, promueve su proceso de reinserción social desde un enfoque de género que disminuya su reincidencia penal”, señaló la directora Paola Diez.

 

Fredor Sánchez de ONG Andalien y gestor del proyecto, contó su testimonio y su trabajo con mujeres privadas de libertad. “Yo estuve preso 18 años y en ese proceso hice muchas cosas durante ese tiempo, donde me destaqué como líder positivo. En este andar he conocido y escuchando las esperanzas que se generan dentro de la cárcel, las ganas de estar afuera, y las ilusiones que se van tejiendo”.

 

La instalación del mural “Esperanza”, busca ser una contribución al proceso de reinserción social, de las mujeres privadas de libertad que realizaron mural. Asimismo, la Ruta de las Culturas de las Ruta de Aprendizaje de la fundación, promueven la creación de diversas actividades artísticas y culturales en diferentes centros dependientes de Gendarmería de Chile.

 

Lorena Recabarren, Subsecretaria de Derechos Humanos también se refirió al trabajo realizado en la cárcel “Este mural, no sólo representa una manifestación artística –la cual además hoy estamos reconociendo– sino que también es para aquellas mujeres quienes lo hicieron, un gran avance en términos de desarrollo y crecimiento personal. Hay una frase que uso habitualmente para referirme a este tema, que es: quienes están en los Establecimientos Penitenciarios, pueden estar privados de libertad, pero no de dignidad”

 

Respecto al mural, Fredor señaló que el proyecto “fue un proceso de 10 meses, en el que trabajaron unas 60 mujeres. El mosaico constituye un pretexto hermoso, el arte es hermoso pero la conversación es el verdadero arte, lo que se va generando en las personas, que van abriendo sus corazones, cambiando su forma de pensar y descubriendo la posibilidad concreta de insertarse en la sociedad”.

0 views
0 FacebookTwitterPinterestEmail