Claudia Labra es fundadora sindical y la funcionaria más antigua de Prodemu

  • Un año después de su creación, llegó a trabajar a Prodemu, quien hoy es la secretaría de la Dirección Nacional de Personas. Claudia contó cómo han sido estos 30 años y todo acerca de cómo nacieron los sindicatos.

Más de la mitad de su vida ha trabajado en Prodemu, Claudia Labra Morales (55), ha visto pasar directoras, compañeros, experiencias, programas, pero también ha contribuido a la organización sindical de la Fundación.

 

Era 1991, estaba en su oficina en la rectoría de la Universidad de Santiago, cuando recibió el llamado de una amiga que le preguntó ‘¿Quieres irte a trabajar a Prodemu?’. La respuesta ya se sabe. Hoy con 30 años de servicio, Claudia es la secretaria de la Dirección Nacional de Personas y la trabajadora más antigua en Agustinas 1389 y en todo el territorio.

 

“Tenía 24 años, llegué al departamento de Formación y Capacitación de ese entonces, teníamos que ver con todo lo que hacía la institución y en un principio la idea básica de este departamento era generar programa para las mujeres, pero que no fueran las típicas manualidades que se le hacían a las mujeres a través del Cema Chile”, dijo.

 

En esa cronología de una naciente Fundación es que “luego se formó la dirección técnica, ahí estaba formación por un lado para ver temas de género, y capacitación que era una técnica específica”, cuenta con un dejo de nostalgia.

 

Respecto a los años de servicio, Claudia acepta sonriente: “Sí, soy la más antigua. Se siente raro, porque en la administración anterior en algún momento se fueron compañeros que eran más antiguos que yo, entonces cuando me tocó el caso particular de que se fuera la que era la recepcionista y que a todo el resto ella los había recibido. Cuando se fue, fue como un balde de agua fría, no lo esperábamos”.

 

“Vayan y hagan lo que tienen que hacer”

 

Antes del primera lustro desde la creación de Prodemu, llegó el momento de organizarse, Claudia Labra participó activamente. “Estuve en el sindicato desde sus inicios, fui una de las fundadoras del Sindicato 1 de trabajadoras/es”, contó.

 

También cuenta que “partimos un poco antes de que terminara la gestión de Patricio Aylwin, sabíamos que se venía un cambio, estábamos medios organizados, hicimos una especie de cooperativa y dijimos ‘hay que hacer algo, no nos podemos quedar sin tener nada’ y creamos la organización sindical y nos fuimos a juntar todos a la casa Kolping, la administración nos dijo vayan no más y hagan lo que tienen que hacer”.

 

Aunque asegura el momento no estuvo exento de contradicciones. “Hicimos nuestra primera elección sindical y en esa primera votación, salieron 3 hombres. Éramos 99% de mujeres en el Prodemu y salieron 3 hombres, es anecdótico”.

 

Labra Morales también reconoce que todo ha mejorado, “ahora hemos crecido, siempre les digo a las chiquillas que las grandes mujeres nos apoyamos, es una frase bien hechita. Siempre nos han hecho competir. Eso fue evolucionando, hemos tenido grandes liderazgos femeninos en la organización sindical”.

 

Con relación a su salida del Sindicato 1 y arribo al Sindicato 2, señala “durante la antepenúltima elección tuvimos diferencias que fueron irreconciliables en ese momento y me decidí apartar de esa organización y yo no puedo estar sin organización sindical, porque tengo una cosa de cultura de formación, entonces nos adherirnos al otro sindicato”.

 

Finalmente, Claudia hace un análisis general, “puedo decir que mirando la cosa, casi desde afuera. Las dos organizaciones son muy valiosas, para la institución. Siempre he pensado que en la diferencia es en donde crecemos, si pensamos todos iguales y hacemos todo igual, no vamos a crecer nunca”.