PRODEMU entregó equipos lectores para pago con tarjeta a mujeres feriantes de Punta Arenas   

Johana Almonacid y Rosita Hernández son dos comerciantes ambulantes de Punta Arenas que participaron en el programa “La Feria es Nuestra” de PRODEMU, instancia en la que recibieron capacitación en herramientas digitales básicas para la conexión, conciencia de género, empoderamiento, autonomía, análisis de sus negocios, y un equipo lector para el pago con tarjetas de débito. 

 

A diario, ambas se instalan en un espacio que les facilitaron en el estacionamiento del supermercado Unimarc Sur para comercializar sus productos. Johana vende empanadas, mientras que Rosita, frutas, verduras, y hortalizas regionales. 

 

Hasta ese lugar llegó la directora regional de PRODEMU, Gabriela Sánchez Cañete, para conversar con Johana y Rosita, y conocer cómo les ha ayudado en sus ventas el equipo lector para pago con tarjeta de débito, que recibieron tras su participación en el programa “La Feria es Nuestra”. 

 

“Este lector está dentro de la entrega formativa que se trabajó en ‘La Feria es Nuestra’ en el espacio asociativo, y sin duda cumple el objetivo de apoyar y la facilitar la comercialización que hacen las emprendedoras con sus productos en sus puestos de venta. Conversando con ellas en sus lugares de trabajo pude ver la importancia que tiene este equipo, que les ayuda a no perder sus ventas, y, sobre todo, ellas reconocen que ha sido un aporte muy valioso y potente”, aseguró la directora de PRODEMU. 

 

Rosita Hernández señaló que “gracias a la máquina tenemos más ventas diariamente, es de gran ayuda para quienes vendemos de forma ambulante y estoy agradecida de poder haber participado en este espacio de PRODEMU. Con la pandemia, muchas personas evitan usar efectivo y con este lector no pierdo la venta”.  

 

En tanto, Johana Almonacid manifestó que “es un tremendo avance a nuestro trabajo que fue posible gracias al apoyo de PRODEMU. Con este equipo podemos llegar a las distintas personas y los clientes nos pueden comprar más mercadería, es un gran aporte para nosotros y nos invita a seguir esforzándonos más para tener más expectativas de ir generando más recursos”. 

Señalar que en total fueron diez las mujeres que recibieron este lector de tarjeta, entre feriantes y comerciantes ambulantes.